JUSTIFICACIÓN ÉNFASIS I

 

La profesionalización de las disciplinas del diseño contemporáneas, exige cada día un alto nivel de visibilidad para cumplir su misión social como oficios. Esta acción supone la reafirmación de la identidad de los valores particulares de las categorías del diseño, que asumidos por el diseñador exigen una apuesta en escena de sus servicios, en un mundo cada vez más competitivo.

 

Desde esta perspectiva la creación de un portafolio exigen entender el coordinar, gestionar, administrar las categorías promocionales de presentación y de ubicación de información visual acerca de quién es y que hace un Diseñador Industrial, a la vez que organiza las variables de su contexto, la evaluación de sus procesos de diseño y la comprobación de su real efectividad, valor funcional y estético. Develando los procesos de creación y estructuración de proyectos.